La sublimación, más allá de una impresión, es la personalidad de un objeto. Los usuarios se conectan con el objeto que lleva impreso un elemento distintivo del común denominador, lo quiere usar siempre, lo quiere mostrar.  Una taza sublimada es la taza donde tomará café, jugo, leche, es la taza que decora su escritorio. Pero el usuario no hará todo eso con una taza veteada, desgastada, manchada o envejecida. La calidad de la taza define tu negocio.

El usuario se toma el tiempo de escoger lo mejor, tómate  el tiempo de hacer lo mejor con productos de buena calidad.

taza-doradataza2triangulo-tazas

Tel:55610646